PDF: Diagnóstico Alimentando Córdoba -2017

PDF: Díptico Alimentando Córdoba-2017

A lo largo de este trabajo, “Diagnóstico del sistema agroalimentario local actual y su potencial hacia una alimentación sostenible y sana – 2017”, analizaremos la composición, los elementos y la situación de dicho sistema agroalimentario y cuáles son las potencialidades y las acciones que efectivamente ya se están desarrollando en la ciudad de Córdoba para lograr un territorio y un sistema agroalimentario más sostenible y una alimentación más sana.

Dicho diagnóstico incluye los distintos elementos del sistema agroalimentario enfocándose a la evaluación de su sostenibilidad ambiental y salud alimentaria. Estos elementos y sectores son 1) territorio municipal: usos del suelo actuales, potencial agrario y de transición agroecológica; sector de producción agraria local, tanto de la ciudad como de las redes existentes y potenciales: caracterización de explotaciones e iniciativas productivas, identificación de necesidades y demandas, canales de comercialización y potencial de transición agroecológica; 2) sector de distribución: identificación de canales, uso y percepción de productos locales, potencial de uso de productos locales y potencial de transición a productos agroecológicos; 3) sector restauración y gastronomía: caracterización de perfiles, identificación de necesidades y demandas, uso y percepción de productos locales, potencial de uso de productos locales y potencial de transición a productos agroecológicos; 4) sector consumo: caracterización de perfiles y hábitos de consumo, identificación de necesidades y demandas, uso y percepción de productos locales, potencial de uso de productos locales y potencial de transición a productos agroecológicos; 5) diagnóstico participativo de acciones y líneas estratégicas y potencial de transformación inmediato de las políticas municipales.

Este diagnóstico forma parte de una estrategia global que se está desarrollando en la ciudad de Córdoba vinculada a la firma por parte del Ayuntamiento, a través de una declaración conjunta por parte de todos los partidos y con participación y apoyo expreso por parte de algunos colectivos sociales de la ciudad, del llamado Pacto de Milán, el Pacto por las políticas alimentarias urbanas de Milán, para consolidar un proceso social y político colectivo que desemboque en el avance hacia sistemas agroalimentarios más sanos, sostenibles y participativos, hacia la soberanía alimentaria.

Este proceso más amplio en ocasiones viene denominándose “Alimentando Córdoba”, como una forma de ir más allá de la figura del Pacto de Milán y una manera de dotar de una identidad propia al proceso. En algunas ocasiones se ha definido que parte del objetivo de este proceso es incrementar la producción y consumo de alimentos “Alimentando Córdoba” (AAC): 1) frescos, 2) producidos en el municipio y provincia de Córdoba, 3) de temporada, 4) que generan una relación directa y de proximidad entre quien produce y quien consume el producto, 5) de producción sostenible (ecológico certificado, SPG1 o en proceso colectivo y controlado de transición hacia manejos más sostenibles -reducción de agua, reducción de químicos, incorporación de variedades locales, aspectos energéticos, etc.-), y 6) sostenibles también desde el punto de vista de lo social, respetando los derechos individuales y colectivos y promoviendo la equidad y la justicia social. En este primer momento de diagnóstico y proceso colectivo, de manera instrumental la definición de los AAC se ciñe a alimentos frescos, pero se entiende, evidentemente, que esta definición de AAC tendrá que irse ampliando al resto de productos.

A lo largo de este diagnóstico se abordará el papel de los Alimentos Alimentando Córdoba (AAC) y también a las tierras, en este caso del término municipal, en las que se producen dichos productos o que tienen potencial para ello: aquellas que hemos llamado Tierras Alimentando Córdoba (TAC).

En este sentido, el proceso Alimentando Córdoba se entiende desde una visión de sistema agroalimentario y de territorio: un territorio en primer lugar municipal pero que requiere necesariamente la ampliación a una escala provincial (y a las zonas limítrofes que históricamente forman parte de los flujos de producción y consumo de alimentos frescos en la ciudad de Córdoba), a una mirada biorregional, como parte de un proceso que se retroalimenta y por el cual tanto la producción y el consumo de la ciudad y de la provincia se necesitan mutuamente para generar “espirales virtuosas” y sinergias que favorezcan a todos los actores y favorezcan el mantenimiento y promoción de un paisaje territorial coherente y sostenible, con el protagonismo correspondiente de lo agrario y la promoción y protección de las tierras fértiles y todo su patrimonio agrario.

El proceso Alimentando Córdoba está en fase de gestación pero, como veremos más adelante, ya ha dado sus primeros pasos y avanza apoyado en otros proyectos, actividades y procesos colectivos en los que están implicados diferentes actores de la ciudad, tanto desde el ámbito productivo como desde el social, político o educativo, entre otros.

De hecho, como veremos más adelante, aunque el proceso en el que se encuentra actualmente la ciudad de Córdoba está vinculado a la firma del Ayuntamiento del Pacto de Milán, debe tenerse en cuenta que ya existían distintas iniciativas tanto desde las políticas públicas como desde fuera que trataban de apostar por la alimentación saludable, la educación ambiental a través de lo agrario, la soberanía alimentaria, la agroecología o la producción ecológica.

En este documento se presentan los diagnósticos parciales de los diferentes elementos del sistema agroalimentario de la ciudad de Córdoba.

 

1 Sistemas Participativos de Garantía