Análisis agroecológico de los principales impactos de la cadena agroalimentaria maíz – piensos – avicultura – huevos en los agricultores ecuatorianos.

María Rosa Yumbla Mantilla, Trabajo de fin de máster en “Agroecología: un enfoque para la sustentabilidad de la agricultura ecológica”.
En Ecuador, en el año 2006, existían 23 cadenas agroindustriales; 4 tradicionales de exportación, 7 no tradicionales de exportación y 13 cuyos mercados son principalmente nacionales. En el último grupo está la cadena del Maíz – Piensos- Aves, la misma que será analizada en el presente estudio y que según MAGAP (2006) está constituida por productores de maíz representados por la Federación Nacional de Maiceros (FENAMAIZ), Corporación Nacional de Avicultores del Ecuador (CONAVE), cuyos miembros son: Corporación de Productores de Huevos, (CORPHUEVO), Asociación de Médicos Veterinarios del Área Avícola (AMEVEA), Asociación de Fabricantes de Alimentos Balanceados (AFABA), y Corporación de Comercializadores de pollo (CORPROC).

En este trabajo se quiere analizar, desde una perspectiva agroecológica, los impactos sociales, ambientales, culturales y económicos de esta cadena, dentro del contexto de la globalización agroalimentaria. Partiendo de la identificación de los actores, se identificarán los principales impactos que atentan la soberanía alimentaria en Ecuador ya que estas políticas y planes de encadenamientos se contraponen a los marcos constitucionales y legales fundamentados en el BUEN VIVIR o SUMAK KAWSAY que establecen en la Constitución de la República del Ecuador aprobada en el año 2008, en el Art 13 que las personas y las colectividades tienen derecho al acceso seguro y permanente a alimentos sanos, suficientes y nutritivos; preferentemente producidos a nivel local y en correspondencia con sus diversas identidades y tradiciones culturales, para lo cual el Estado deberá promover la soberanía alimentaria.

PDF: MARIA_ROSA_YUMBLA_MANTILLA.pdf

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *