Crecimiento de la producción y autonomía de los campesinos en la cadena del algodón orgánico y justoPanorama mundial y reflexiones desde una experiencia agroecológica en la zona semiárida del Nordeste de Brasil

Didier Bloch, Trabajo de fin de máster en “Agroecología: un enfoque sustentable de la agricultura ecológica”
El presente trabajo se centra en el caso del algodón por ser interesante desde varios puntos de vista: se trata de una materia prima esencial que, desde hace milenios, también responde a una necesidad básica: vestirse; El algodón es hoy en día la fibra naturalmás usada por la industria de confección, representando el 35 % del consumo mundial de fibras (60% es de fibra sintéticas); La casi totalidad (99%) es producido de forma convencional, de un lado por millones de pequeños productores, del otro, como en Brasil, en sistemas de monocultivos extremamente voraces en tierras, inversiones, OGM y máquinas pesadas. Figura también entre los cultivos que más utilizan agroquímicos (mayor consumidor mundial deinsecticidas) y, en diferentes regiones del planeta, es también un gran consumidor de agua. Por todo ello, la producción de algodón orgánico, surgida en los años 1990, ya representa un gran avance en relación al sistema convencional extremamente contaminante. Y cuando asociaciones de campesinos brasileños, en sociedad con ONG y programas gubernamentales, producen algodón en sistemas de policultivo agroecológico y lo venden a empresas de comercio justo, el avance es aún más importante – sobre todo comparando con el antiguo sistema “patrones-socios”, vigente hasta hace pocas décadas en los latifundios del Nordeste semiárido.

Sin embargo, esos avances todavía no son suficientes para asegurar, a la vez, la sostenibilidad económica de las experiencias, la expansión a gran escala del nuevo modelo y la autonomía de los campesinos. Así, incluso la experiencia más avanzada del ADEC, en el Estadode Ceará, a pesar de que las condiciones son bastante favorables (precio alto, contratos de 3 años, asistencia técnica, organización campesina…), enfrenta dificultades financieras. Y cuandoel Proyecto gubernamental Dom Helder Camara (PDHC) hace esfuerzos para expandir esta experiencia, ciertas formas de dependencia permanecen (en relación a la parte industrial de lacadena y a las empresas del comercio justo) y nuevas formas surgen (en relación a las ONG y al Estado).

Así, la cadena del algodón – física, funcional y culturalmente larga – se presenta como un interesante desafío para la agroecología y plantea una serie de preguntas. ¿Cuál es la validez de la experiencia brasileña como referencia agroecológica? ¿Cómo se podría mejorarla? ¿Laexpansión del cultivo de algodón en “consorcios agroecológicos” trae beneficios reales para los agricultores? ¿Y si no trae, que otro modelo se podría proponer para confeccionar ropas con fibra natural en Brasil, respetando lo máximo posible los valores y principios agroecológicos en toda la cadena de producción? No se pretende aquí responder precisamente a todas estas preguntas, sino analizar la situación presente y formular hipótesis susceptibles de indicar pistasde investigación.

PDF: DIDIER_BLOCH_-_ALGODON_BRASIL_-_TESINA_MAESTRIA_-_…

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *