Las Asociaciones para el Mantenimiento de una Agricultura Campesina (AMAP): ¿Sistemas agroalimentarios alternativos accesibles a las clases populares?El ejemplo de la AMAP del “Haricot Biomagique”, en el 18º distrito de París.

Mathilde Roger-Mexme, Trabajo de fin de máster en “Agroecología, un enfoque para la sustentabilidad rural”.
Este año se ha celebrado el décimo cumpleaño de las AMAP. Estas asociaciones, que quieren representar una alternativa al sistema agroalimentario convencional (SAAC), se han desarrollado de forma apreciable a lo largo de estos diez años. Este éxito se nota, entre otras cosas, por la multiplicación de artículos en la prensa, y de videos en el Internet, sobre el tema. Pero esta representación en los medios de comunicación no evidencia el potencial socio-político que puedentener las AMAP. En efecto, siguen presentadas como simple modo original de comercialización de productos ecológicos. Sin embargo, las AMAP pueden ser, y en la mayoría de los casos son, mucho más que esto.

En efecto, representan un modelo de sistema agroalimentario alternativo, en los sectores agrícola, económico, social y político. Frente al modelo industrial de la agricultura convencional, las AMAPfomentan el mantenimiento y la instalación de fincas que producen con técnicas que respetan el medio ambiente, y una agricultura que se reivindica del campesinado. Al nivel económico, se apoyan en canales cortos que re-localizan la producción y el consumo, y crean vínculos solidarios entre los campesinos y los consumidores. El eje social de las AMAP acerca a estos actores, en una relación que intenta construirse sobre una confianza recíproca y merced a aprendizajes mutuos. LasAMAP son también colectivos auto-gestionados, lo que les confiere una dimensión política, porque contribuyen a la construcción de una democracia alimentaria en la cual productores y consumidoresse apoderan de todos los escalones del sistema.

Esta dimensión holística da un enfoque agroecológico a las AMAP, que podrían volverse una herramienta poderosa para el avance hacia la soberanía alimentaria. En efecto, contribuyen al rescate de saberes vinculados con la alimentación, y promueven un trabajo de educación de los consumidores, imprescindibles para un cambio de las ostumbres alimentarias, y una transformación del sistema agroalimentario.

Pero para alcanzar tales objetivos, las AMAP no pueden transformarse en un sistema elitista, en el cual sólo los consumidores más ricos puedan entrar, siendo el elitismo una de las características que se reprochan al SAAC. Para lograr un cambio del sistema agroalimentario, o por lo menos crear un sistema paralelo verdaderamente alternativo, se tiene que crear un sistema en el cual cualquier tipo de público pueda insertarse. En efecto, si queremos cambiar las costumbres a gran escala, todos los consumidores deben tener la oportunidad de entrar en contacto con productores y con los ciclos naturales de la vida, y estar sensibilizados a las problemáticas agrícolas y limentarias. Ahora bien, veremos que las clases populares son las que más necesitan esta sensibilización, y las que más sufren una mala alimentación. Es obvio que no se trata de arreglar el problema de la desigualdad social, lo que no es la prerrogativa de las AMAP. Pero la dimensión alternativa de tal sistema debe estar también en la mezcla social, el encuentro de poblaciones que no suelen tener trato, y en elempoderamiento de todos productores y de todos los consumidores, sin consideración de poder económico.
Este trabajo está basado en el análisis del sistema de una AMAP parisiense, lo comparamos con elde otras AMAP, poniendo en común varias experiencias. Se lleva una reflexión sobre las variasmaneras de actuar para posibilitar la apertura de las AMAP a las clases populares.

Así, después de haber definido el marco teórico en el cual se desarrollará la reflexión, analizaremosel sistema de las AMAP en general, pues el funcionamiento del Haricot Biomagique, antes deanalizar los sistemas de solidaridad establecidos por las AMAP para hacerse más accesibles a gentemodesta.

PDF: Tesina-Mathilde-Roger-Mexme.pdf

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *