Manifiesto del VII Congreso Internacional de Agroecología, Córdoba 30 y 31 de mayo y 1 de junio de 2018

Las personas reunidas en el VII Congreso Internacional de Agroecología: agricultoras, ganaderas, pescadoras, investigadoras, estudiantes, educadoras, comunicadoras, activistas, dinamizadoras y técnicas, pertenecientes a diversas organizaciones, redes, movimientos sociales, sindicatos, universidades, medios de comunicación queremos, en primer lugar, celebrar nuestra participación en este espacio de encuentro y de intercambio para construir sinergias y alimentar apoyos entre aquellas que trabajamos por la soberanía alimentaria y por un modelo agroalimentario que ponga la vida en el centro.

Desde Córdoba queremos hacer mención a las compañeras y amigas que en este momento también están reunidas en el Encuentro Nacional de Agroecología en Belo Horizonte- Minas Gerais- Brasil y también a las compañeras de La Vía Campesina que se han encontrado hace unos días en La Habana para compartir y seguir construyendo espacios de formación técnica y política entre el campesinado con herramientas pedagógicas propias ya que nuestras luchas son comunes y el intercambio entre nosotras es fundamental para fortalecer y enriquecer las diversas formas de resistencia.

Consideramos que la agroecología puede ser una herramienta para actuar ante muchos de los desafíos que estamos viviendo en la actual crisis sistémica (energética, climática, de biodiversidad, de destrucción de los océanos, de materiales, productiva, financiera, de desigualdades, política, etc.). Así reafirmamos la necesidad de trabajar conjuntamente y desde la base por la agroecología y por la soberanía alimentaria re-politizando los sistemas agroalimentarios y construyendo nuevos mundos donde quepamos todas. Desde aquí hacemos un llamamiento al activismo diario y a la articulación contra la institucionalización, la cooptación y la apropiación del término “agroecología” por parte de quienes lo utilizan para atender a intereses de un “capitalismo verde y azul” y un “desarrollo sostenible” que refuerzan las esferas orientadas a la acumulación de capital totalmente contrarias al cuidado y a la sostenibilidad de la vida.

Creemos que es urgente territorializar y democratizar la forma de satisfacer nuestras necesidades alimentarias rescatando los conocimientos, el legado cultural y las formas de relaciones sociales, económicas y ecológicas de la diversidad de culturas que existen en el mundo y fomentando la autonomía y la soberanía de los pueblos sobre los territorios que habitan.

Planteamos la necesidad de compromiso de la universidad y de otras instituciones públicas tanto en el apoyo a formas de investigación militante orientadas a la acción transformadora, como en el fomento de la construcción de alternativas agroalimentarias agroecológicas. Desde las instituciones académicas es fundamental la generación de un conocimiento útil a las comunidades locales y a los proyectos emancipadores a través de procesos que vinculen conocimiento científico y conocimientos situados, aplicados y locales. En ese sentido es fundamental plantear nuevas formas y estrategias de comunicación más democráticas y favorecer el papel de los medios de comunicación comunitarios que generan y comparten conocimientos e información.

La articulación política y la construcción de sujetos políticos más fuertes, diversos y con nuevos estilos y culturas políticas forma parte de este proceso de construcción colectiva de una alternativa y una resistencia al agronegocio, a los transgénicos, a la esquilmación y al abandono de pueblos, territorios y paisajes. Nos comprometemos a trabajar para reforzar y crear nuevos vínculos con quienes defienden otro modelo posible que pone la vida en el centro: productoras, campesinas, pescadoras, indígenas, consumidoras, académicas, oenegés, sindicatos, instituciones locales, estudiantes, etc.

Consideramos que el reconocimiento y aplicación del Derecho Humano a la alimentación y nutrición adecuadas y de la declaración para los derechos de las campesinas y campesinos y otras personas trabajando en las zonas rurales deben ser elementos clave en el avance hacia la soberanía alimentaria y, por tanto, todas debemos defenderlos.

La agroecología tiene que dialogar con otras perspectivas críticas como la economía social y solidaria para fortalecerse mutuamente. Esto supone enfrentarse al capitalismo construyendo alternativas que nos saquen de la crisis sistémica provocada por las élites políticas y financieras. Es necesario seguir avanzando para asegurar el acceso de la población más precarizada a la alimentación agroecológica pero también para desprecarizar cada vez más el trabajo en la producción de alimentos. Las experiencias agroecológicas y de economía social y solidaria son fuentes de inspiración de lo que pudiera ser un sistema económico distinto que quizás desencadenen la alegría de hacer y la traduzcan en actos y nos permitan probar que la realidad es transformable. Utopías construidas a partir de nuestro cotidiano y de la vida de las que comparten nuestra convivencia, nuestra comunidad, nuestra sociedad.

También necesita espacios de formación, articulados entre la academia y los movimientos sociales y campesinos, con contenidos y metodologías pedagógicas y de investigación apropiados y construidos colectivamente.

Además la agroecología será feminista o no será. Es urgente romper los moldes del heteropatriarcado y sus formas de dominación sobre los territorios y los cuerpos. Debe apostar por construir vidas que merezcan la pena ser vividas, incorporando la agenda de las mujeres y sus conocimientos para el sostenimiento de las mismas. La agroecología debe contribuir a la liberación y a la sanación de los cuerpos, denunciando las múltiples opresiones y violencias que se ejercen sobre los mismos. Una agroecología feminista debe construirse aceptando y reivindicando la diversidad, detectando y desarticulando las relaciones de poder, colectivizando los cuidados, construyendo espacios y prácticas de libertad y autonomía desde la interdependencia y nuevas formas de sostener la vida desde economías feministas y ecológicas.

Apostamos por una agroecología interseccional y queremos apoyar las luchas contra el capitalismo y contra el racismo que están teniendo lugar en los diversos territorios. Desde aquí nos solidarizamos con las compañeras estudiantes nicaragüenses que están sufriendo una brutal represión en estos días, con las compañeras Palestinas, con las Mapuches… Reivindicamos la rebeldía de todas estas luchas frente a la globalización del expolio, del hambre y de la pobreza.

Tampoco podemos olvidarnos de aquellas luchas que se están dando en nuestro territorio y que siguen, seguimos, peleando y defendiendo otras formas de vida, otras agriculturas, otras formas de pesca, otras ganaderías, otras comidas, otros medios rurales y otras formas de democracia. Las personas y los pueblos tienen que tener derecho a decidir sus políticas y sus formas de organización social.

Además, nos gustaría nombrar también a aquellas personas que ya no están pero que han dedicado su vida y han puesto el cuerpo en la lucha por la defensa del territorio como Berta Cáceres o tantas activistas asesinadas por creer en un mundo más justo. La compañera Sandra Santoyo, o nuestro compañero Mariano que falleció estos días en Asturias. Todas ellas están presentes en las que seguimos vivas respirando a través nuestros pulmones, trabajando con nuestras manos y luchando, soñando y rebelándose integradas en nuestra cabeza y en nuestros corazones.

¡Globalicemos la lucha, globalicemos la esperanza!

Agradecimientos del Comité Organizador del VII Congreso Internacional de Agroecología

El Comité Organizador del Congreso quiere agradecer profundamente y con mucha fuerza política y emocional a todas las personas y entidades que han hecho posible este espacio de encuentro, reflexión y conocimientos. Han sido casi dos años de trabajo conjunto y muchas manos, cabezas y corazones que han aportado su trabajo y entusiasmo para que fuera posible.

En primer lugar damos las gracias a todas las personas asistentes al congreso por vuestro compromiso con la agricultura y la alimentación como derecho humano, vuestro interés por participar y compartir las experiencias y trabajos de investigación. Sabemos que siempre es un esfuerzo económico, profesional y personal y os agradecemos que hayáis elegido este congreso como espacio para visibilizar y acoger tanto trabajo en torno a la agroecología y la soberanía alimentaria.

Por la confianza que nos habéis depositado y el maravilloso testigo que nos habéis ofrecido, muchas gracias al Grupo de Investigación en Economía Ecolóxica y Agroecoloxía de la Universidad de Vigo. Qué gran privilegio esas seis ediciones anteriores, si antes les teníamos cariño y aprecio ahora somos mucho más conscientes de su significado.

Nos gustaría dar las gracias a las entidades que han colaborado económicamente para apoyar la realización del congreso:

Diputación de Córdoba: Delegación de Agricultura y caminos rurales; Delegación de Igualdad y Delegación de Cooperación al desarrollo.

Ayuntamiento de Córdoba

Amigos de la Tierra

Justicia alimentaria VsF

CEI CamBio

AISEC

Universidad de Córdoba: Área de Cooperación y Solidaridad; Dpto. de Ciencias Sociales y Humanidades.

Agradecemos, con mucha alegría y entusiasmo, a todas las productoras, transformadoras y entidades locales, ecológicas y de comercio justo que han hecho posible el alimento de estos días y cada día en Córdoba. Sin ellas, esto tendría poco sentido. Mil gracias:

Enclave de Oliva

Subbética Ecológica

Hermisenda Huerta Natural

IDEAS Comercio justo – Córdoba

Almocafre

Cuatro Soles Saludable y Ecológico

Bodegas Robles

Quesería ComoCabras

Zumos 4 estaciones

Ecojerte

Cafetería Lucano

Centro Social Rey Heredia – Cocina Abierta

Asociación cooperativa Agroecológica La Acequia

Gracias a Quique, por sus maravillosos dibujos prácticamente a mano alzada, convertidos en la imagen del congreso. A las compañeras Talía, Leila e Ivan por el trabajo audiovisual de acompañamiento al congreso; a la Universidad Veracruzana (México) por el apoyo en la edición del vídeo de presentación; a Nodo50 por el siempre tan eficaz servicio de alojamiento web y a Pixelada por todo el apoyo de desarrollo en la web del congreso.

Muchas gracias a todas las que, de una forma u otra, habéis colaborado para dar luz, color, contenido, impulso, risas, diversidad, imágenes, arte, descanso, historia, trayectos, frescura, sabor, vínculos y reflexiones más allá de los muros universitarios:

Culturhaza

Centro Social Rey Heredia

Asociación cooperativa Agroecológica La Acequia.

Tejedora Mercao Social Córdoba

Ecomercado

Cervezas Bandolera- Transformando SCA

CIC-BATÁ

Ecologistas en Acción

Ingeniería sin Fronteras

Asociación de Vecinas Alcázar Viejo

Filmoteca de Andalucía -Córdoba

Ussuru Sound

Sergio Miranda

Las Clown Rurales

Laura Solé

Universidad Rural Paulo Freire

La Viajera

Hostal Al-katre

Albergue Inturjoven Córdoba

Mdoit Creative

Asociación Tianguis (La Perola)

Tereza Cristina de Oliveira

Laura Oliveira Instituto Municipal de Turismo de Córdoba (IMTUR)

RENFE

Hnos. Marín Montero, S.L. -Quini

Alfarería Rafa

Eurocordoba S.L.

Be Green

A esos maravillosos ¡18 grupos de trabajo!, a todas las personas que han hecho posible su existencia y a las personas coordinadoras de GT que han aportado su tiempo, conocimientos, redes y recursos económicos colectivos y personales para estar con nosotras en el congreso dinamizando los temas de trabajo:

Marta Soler

Irene García Roces

María del Carmen Campos Peregrina

David Pérez Neira

Emma Siliprandi

Georgina Catadora-Vargas

Xavier Simón Fernández

Damián Copena Rodríguez

Juan Manuel Martínez

Aintzira Oñederra

Eduardo Malagon

Mirene Begiristain

Charo Labrador

Ignacio Mancebo

Víctor Gonzálvez

Nerea Morán

Julia del Valle

Henk Renting

Inés Morales Bernardos

Jon Sanz Landaluze

Marian Simón Rojo

Patricia Dopazo

Carles Soler

Gustavo Duch

Erik Hobbelink

Rodrigo Machado

Fernando Garcia-Dory

David Prieto

Marta Rivera Ferré

David Gallar

Beatriz Stamato

Janaina Strunzak

Daniel López

Mamen Cuéllar

Breno Bringel

Fundación Entretantos

Isabel Álvarez

Carolina Yacamán

Ángel Calle

Yayo Herrero

Luis González Reyes

Fernando Prats

Salvador Garrido

Iñaki Bárcena

Zoe Brent

Irmak Ertör

Tangente Grupo Cooperativo

María Carrascosa

Juanjo Soriano

Paula López

Teresa García-Muñoz

Isabel Vara-Sánchez

Gloria Guzmán

Manuel González de Molina

Una mención especial de agradecimiento para las organizaciones que hicieron posible los talleres de movimientos sociales, que trajeron debates, perspectivas y valientes preguntas a los espacios académicos:

FACPE

Ecollaures

EHKolektiboa

EcoTambo

Tianguis Agroecológico Xalapa

Feminario Universidad Rural Paulo Freire

Sindicato Labrego Galego

Ganaderas en Red

La Vía Campesina Internacional

Plataforma Rural

COAG

Muchísimas gracias a todas las ponentes invitadas por traernos posturas, pensamientos y debates con claridad y valentía.

Eduardo Sevilla Guzmán

Mari García Bueno

Amparo Pernichi

Enrique Quesada

Silvia Pérez Vitoria

Guilherme Brady

Alejandra Morena

Ángel Egidio Strappazzon

Anna Marie Nicolaysen

Javier Sánchez

María Carmen Ferreiro

Breno Bringel

Bia Stamato

Mamen Cuéllar

A todas las personas voluntarias que sin ellas, su trabajo, sonrisas, amabilidad y predisposición os aseguramos que todo hubiera sido más difícil para nosotras. Gracias, gracias:

Francisco, Kata, Javier, Guillem, Chapo, Sara, Quique, Liber, Jorge, Karla, Jair, Carlos Josué, Raquel, Marcos, Salomón, Jonás y Marta.

A todas las personas que, con ilusión y ganas de compartir, ofrecisteis actividades en los espacios paralelos del congreso y esperasteis pacientemente que llegara la gente a vuestras aulas.

Al personal del Rectorado y del Campus de Rabanales de la Universidad de Córdoba, Don Folio y a las personas que cuidan de nuestra salud e higiene en los espacios de trabajo.

A Eduardo Sevilla Guzmán, por tu maravillosa emoción y pasión.

Y como bien expresan nuestras queridas compañeras de la Revista de Soberanía alimentaria, biodiversidad y culturas: “Hemos sido muchas en el #congresoagroeco2018, pero sois muchas más las que no habéis podido venir. Juntas, con aciertos y errores, estamos construyendo Agroecología”.

Muchas gracias a todas.

Comité Organizador del VII Congreso Internacional de Agroecología

Mamen Cuéllar Padilla

Isabel Vara Sánchez

Tatiane de Jesus Marques Souza

Tereza Cristina de Oliveira e Oliveira

África Jiménez Ruiz

Irene Iniesta Arandia

M.ª Ángeles Plata Centella

Helena Saracho Domínguez

Raquel Luján Soto

Irene García Roces

Lore del Pilar Baquero Sierra

David Gallar Hernández

Ángel Calle Collado

Kylyan Marc Bisquert i Perez

Miguel Ángel Escalona Aguilar